dantdiver

Primera arqueóloga submarina de España

primera arqueóloga submarina de España

Se dice que el ser humano tan solo ha explorado el 5% del mundo submarino. Un dato significativamente pequeño dado que la mayor parte de la Tierra es agua. Esto evidencia la falta de conocimiento acerca de los fondos oceánicos, lo que abre también una amplia ventana de oportunidades para los exploradores e investigadores futuros. Así, son muchos los secretos que quedan por descubrir bajo el agua, pero algo que es innegable es que nos ha permitido conocer parte de la historia del planeta, pudiendo calificarse como el museo más grande del mundo.

Durante algunas de esas incursiones, algunos privilegiados han tenido la suerte de cruzarse con Mª Dolores Higueras Rodríguez, una mujer nacida en Madrid en el año 1945, que gracias a su pasión por la historia y el submarinismo se convirtió en la primera arqueóloga submarina de España. Desde muy joven, Lola Higueras pudo combinar sus grandes pasiones: el buceo, la investigación americanista y naval, la docencia y los viajes. Así, a día de hoy se ha convertido en toda una eminencia en todos estos ámbitos.

Esto la ha llevado a ser galardonada como primera arqueóloga submarina de España con numerosos títulos internacionales y nacionales, y a capitanear hasta 2005 el Museo Naval, una de las más importantes instituciones americanistas españolas al encargarse de administrar y custodiar el rico patrimonio de la Armada Española. Durante su trayectoria ha llegado a documentar, en diversos archivos, más de 2000 naufragios históricos españoles.

Lola-Higueras

Un mundo solo para hombres

Lola Higueras define su historia a Infobae España, como “una vida frente al mar, claramente, sobre el mar y bajo el mar”. Su andadura subacuática comienza en el año 1969, cuando entró en el Museo Naval, pero no sería hasta un año después cuando el almirante Julio Guillén le da la oportunidad de formarse como arqueóloga submarina.

“Durante los años 70, el almirante Guillén, que era el director entonces del Museo Naval, estaba arrancando la arqueología subacuática. Él consideró con mucho acierto, yo creo, que realmente España tenía muchísimo que decir en esta nueva disciplina científica que estaba naciendo. Así, me ofreció formarme como arqueóloga y como buceadora en primer lugar, para poder, desde el Museo Naval, llevar a cabo esta disciplina”, cuenta.

Te puede interesar: Chichiriviche de la costa Venezuela